jueves, 28 de abril de 2016

Buñuelos de calabaza.

Buñuelos de calabaza fritos caseros

Ya hemos hecho varias recetas con calabaza como el flan de calabaza y la tarta de calabaza; pero hoy vamos a disfrutar de unos deliciosos buñuelos de calabaza hechos en casa que van fritos en la sartén. Es una receta muy típica de España , sobre todo de la zona mediterránea donde se elaboran con mayor asiduidad muy especialmente en la parte de valencia para la época de las fallas. Estos buñuelos de calabaza a parte de ser muy sencillos de hacer, van a aportarnos un extra de verduras en nuestra dieta, con el beneficio tanto de la fibra como de las vitaminas y antioxidantes que la propia calabaza contiene. Es un dulce sano donde los haya que por supuesto gustara a todos en casa. La verdad es que la calabaza es una verdura extraordinaria para hacer postres, ya que no se nota para nada un sabor fuerte a calabaza y nos añade una textura fina y jugosa a nuestros postres.


Ingredientes:

  • 500 gr. de calabaza pelada y sin pepitas.
  • 200 gr. de harina.
  • 2 huevos.
  • 1/2 cucharadita de levadura química.
  • 1 cucharada de azúcar.

Preparación:
  • Troceamos la calabaza y la ponemos a hervir en agua hasta que este tierna.
  • Una vez que la calabaza esté tierna la retiramos del fuego y la colamos para quitar todo el exceso de agua de la cocción. Este agua podemos aprovecharla como caldo para alguna de nuestras preparaciones o si vemos que cuando amasemos la mezcla nos queda demasiado dura poder agregarle un poco para aligerarla.
  • Disponemos la calabaza cocina en un recipiente o en el baso de la batidora y trituramos hasta obtener un puré fino.
  • Separamos las claras de las yemas de los huevos.
  • En un bol ponemos la harina junto con la levadura, las yemas de los huevos y la cucharada de azúcar.
  • Añadimos entonces la calabaza  a este bol y removemos bien, hasta obtener una masa homogénea.  Podemos ir añadiendo agua de la cocción a esta masa si vemos que es muy difícil de trabajar. Pero siempre de poco en poco para no pasarnos y que no nos quede muy líquida
  • Montamos las claras de huevo a punto de nieve y se las añadimos a la preparación removiendo la mezcla con movimientos envolventes para integrar todo el conjunto. 
  • Calentamos una sartén con abundante aceite de girasol para freír nuestros buñuelos de calabaza.
  • Para freir los buñuelos podemos ayudarnos de una manga pastelera rellenándola con la masa de los buñuelos de calabaza y dejando caer en el aceite caliente bolitas de masa o también podemos hacerlo con una cuchara, agarrando porciones de masa y dejándolas deslizar en el aceite para que se frían.
  • Cuando los buñuelos se hayan dorado por un lado, les damos la vuelta para que se vayan haciendo por el otro también. 
  • Vamos haciendo por tandas dejando que haya suficiente espacio entre cada buñuelo para que se frían correctamente y una vez dorados los retiramos del aceite caliente y los vamos pasando a un recipiente con papel absorbente para retirar el exceso de aceite que tengan. 
  • En este punto hay quien los pasa por azúcar para que queden rebozaditos en azúcar y quien simplemente los dejan así  o les echan un poco de azúcar glace por encima. 

¿Te ha gustado la receta de los Buñuelos de calabaza? háznoslo saber dejándonos un comentario y compártela en tus redes sociales. Si quieres ver más recetas con hortalizas y verduras este es tu blog. Muchas gracias por leernos.